martes, 25 de setiembre de 2007

Las Putas en sus Cuartos...

He aqui los versos de dos solos en compania de una jornada estrambotica, una que una inteligencia mas sensata podria bautizar enojo, o quizas... carcajada. Parchando algo del mas curioso que caluroso pedazo de risco y planicie coaqtemalense.

El viaje empezo sencillo, de hecho no hubo complicacion, botando de bar en bar por las calles de Tzikin'ala, tierra curiosa y sin esplendor, lo cual no le quita lo encantador, tierra centrica a su parque donde llueve sin razon.

Nos despedimos asi de la lluvia, con una gota de sudor y otra de cerveza que combate la indigestion. Buen provecho! senor constructor, muchas gracias por el precio alto de la resortera que nos dio la reflexion. Aun conservo el olor a candela y el pecado que se volvio la educacion, he aqui los versos de dos solos que somos de lo mejor.

Playeras de Harley-Davidson, Playeras de Basquet-Ball, corbatas entre canastos y yuca con chicharron. Que mas pedirle a la vida? si mas simple no puede ser, viajando en la camioneta, fumanod con Jose Javier.

Ya caminamos por los barrios viejos, nos vieron ojos reposos en calor, no por el clima, ni por el dia, sino por el antojo de un rato mejor. El viento revuelve en forma de espiral cada diversion que se ha vuelto carcajada tras rueda, licor y sueno dentro de la caja ludica que se ha vuelto mi cabeza. Esto posterior al asombro y a la vaporosa satira que duro dos minutos al buscar sed y descubrir, con ojos agotados, prostitutas.

Las putas en sus cuartos, soportando este calor, con la frialdad entre sus piernas, contradiccion a este fragor. Las cantinas equivocas, las tiendas con licor, los cigarros que se encienden desde que este viaje empezo.

Hasta luego senores de sombrero sentados en paja, ustedes dos charlando paso por paso como el campanario podria verse mejor. Asi viajamos en pies cansados de vuelta al cosmos de precios fijos y vida citadina, sonando Rene y un servidor por un tabaco que quite el frio, y un vaso de agua que descarte el calor.

Podria seguir escribiendo de aqui hasta llegar a mi hogar, peor escribir en camioneta, cono, es algo casi infernal. He aqui los versos de dos solos que un sillon de cuero, pajaro azul y carton han hecho de la vida algo mejor.

* Este texto fue recuperado luego de mas de un ano de escrito en conunto con Jose Javier del Cid, a quien tengo el honor de conocer. Fue escrito durante un vertiginoso viaje a el mas inoportuno concurso de escritura, en el mas inoportuno de los lugares. Siquinala, algun dia en el 2006.

1 comentario:

Anónimo dijo...

"los poetas entendemos poco de la realidad, la razon y del todo...como compensacion niguno de ellos entiende mucho de nosotros"

amigo mio, es un honor compartir con ud camarada! es un gusto adquirido! jajaja un abrazo...memorables las putas!! jajaja